Pabellón Eco 2010: Frida Escobedo

Frida Escobedo

21 marzo, 2010 - 13 junio, 2010
Evento relacionado: Postópolis! DF. Junio 08, 2010.

236

El jurado  de la convocatoria se reunió el viernes 15 de enero y estuvo compuesto por el Arq. José Castillo, crítico y cofundador de Arquitectura 911 S. C.; el Arq. Mauricio Rocha, profesor de la UNAM y fundador de Taller de Arquitectura; y el Arq. José Sánchez, cofundador de Central de Arquitectura para deliberar sobre las 5 propuestas presentadas. En primera instancia, reconocieron la calidad de los 5 proyectos presentados y aprecia la pluralidad de posiciones y planteamientos desarrollados en tan corto tiempo. Las actitudes frente al edificio del Eco, el mismo patio y la figura de Goeritz tuvieron distintas manifestaciones, así como la noción de lo que se entendía como un pabellón. Por decisión unánime, el jurado selecciono el proyecto de la arquitecta Frida Escobedo.

Se consideró que el proyecto consigue de manera austera y sintética una transformación total del espacio del patio del Eco. Mediante la repetición de un solo elemento, el block de concreto y su apilamiento a manera de topografía en el sitio, el proyecto consigue evocar al mismo tiempo la posibilidad de una playa, un auditorio o una ruina arqueológica. Sumado a esta posición material, se permite más que en cualquier otro proyecto, la interacción con el visitante para configurar y reconfigurar el espacio para distintos programas. Como una característica adicional, que no menor, es el hecho que las virtudes del proyecto tienen una solidez conceptual al vincular la intervención con el concepto de poesía concreta y se presenta y comunica mediante maqueta y documento de una forma notable.

El jurado también hizo notar las virtudes de otros proyectos, en específico la operación discreta y elegante del proyecto de Productora, que mediante una escalera dorada comunica y habilita los espacios del Eco con su anexo, y el proyecto de Cadaval & Solà-Morales que con un pabellón redondo y un sistema de puertas abatibles, permite construir distintas lecturas del patio y usos del mismo.

______________________________

 

En palabras de Brenda Lozano, la literatura es un trabajo de frases —una después de la otra, de izquierda a derecha, de la primera a la última página— parecido al trabajo de un albañil. Si las palabras son como los tabiques, podría decirse que la arquitectura es un lenguaje que puede redactarse —o leerse— a manera de un poema concreto: reducir al máximo las palabras y encontrar en esta economía un máximo de expresión. Esta propuesta para un pabellón en el Museo Experimental El Eco, buscó generar un soporte que permitiera ampliar las posibilidades programáticas del patio a partir de la repetición de un solo elemento: el tabicón gris.

El patio, cubierto con un patrón uniforme, funcionó como una hoja blanca sobre la que se hicieron diferentes arreglos tipográficos de las palabras (según cada uso). El desplazamiento de las piezas permitió generar distintos escenarios a lo largo de los cuatro meses en los que el pabellón permaneció en el museo. Estas configuraciones fueron presentadas según el calendario de actividades del museo:

-un campo

-un parque (bancas tu y yo)

-un huerto

-un foro

-un laberinto

-un bar

Si para la poesía concreta, el objeto no es algo que existe de antemano, sino algo que nace con el lector/observador, para este proyecto fue fundamental que el visitante pudiera mover las piezas. El juego con estos bloques permitió que se traslaparan dos programas: aquel que ya estaba definido y aquel que se dio de manera espontánea. Así el pabellón no sólo era un texto, sino que también era una constelación de palabras con un potencial expresivo que generó otros significados al involucrar al lector (visitante).

Frida Escobedo

Sullivan 43 Col. San Rafael Del. Cuauhtémoc, México D.F. CP 06470. Todos los derechos reservados 2013.