Xilitla: Incidentes fuera de eje

Melanie Smith con Rafael Ortega

17 noviembre, 2010 - 16 enero, 2011
Evento relacionado: Plática con Melanie Smith, Rafael Ortega y Paola Santoscoy. Noviembre 24, 2010.

_DSC0284

_DSC0327

_DSC0332

_DSC0349

_DSC0356

_DSC0357

_DSC0369-2

Este proyecto se trató de una investigación visual acerca de cuáles son los significados que uno de los sitios más enigmáticos y recónditos en el territorio mexicano puede tener en el presente. Situado en la zona montañosa de la Huasteca potosina, el poblado de Xilitla es conocido por las grandes estructuras de concreto de inspiración fantástica que se erigen en él. Este lugar —construido entre 1960 y 1984— es la creación delirante de un excéntrico aristócrata y escritor británico, Edward James (1907-1984), que dedicó tres décadas y una fortuna a la empresa de llevar a cabo una arquitectura que privilegiaba la forma simbólica, sobre aquella definida por la función. Xilitla es el resultado de la filiación de James al surrealismo, y es la antítesis tanto de la planeación urbana, como de una visión racional del mundo. También es un universo anacrónico que parece no haber sido tocado por el exterior; una declaración monumental concebida al margen del mundo occidental, y una instalación sui generis que se sitúa dentro de una larga historia de intervenciones en el paisaje, a la vez que forma parte de los productos de los sueños y las pesadillas del surrealismo.

Este escenario natural, seductor y decadente, fue el móvil detrás de Xilitla: incidentes fuera de eje, una colaboración de Melanie Smith con Rafael Ortega que consistió en la realización de una película en 35 mm , la cual tenía la intención de cuestionar los límites que la tradición ha impuesto entre “lo moderno” y “lo contemporáneo”. Su encuentro con este lugar, llevó a los autores a hacer un uso muy particular del medio cinematográfico. Al poner la cámara de lado, hacen que el espectador se enfrente a una imagen oblicua —algo que podríamos llamar una mirada fuera de eje— que da lugar a un conjunto de operaciones estéticas y apropiaciones que van más allá del contexto de Xilitla. Smith, nacida en Inglaterra y radicada en México desde 1989, comparte una historia de desplazamientos con Edward James, lo que la coloca en un terreno de vínculos simbólicos con Xilitla. Los motivos que trajeron a James y a Smith fueron distintos, así como los momentos en los que llegaron, sin embargo ambos tuvieron que encontrar estrategias para vivir fuera de su entorno nativo, para darle sentido a lo desconocido. Por otra parte, pero también debido a una aguda conciencia de que hay muchos puntos de vista acerca de un solo tema, Smith ha desarrollado una obra que incluye diversos medios entre los que se encuentran la pintura, la fotografía, el video y la instalación.

Siguiendo esta lógica, la película de Smith y Ortega está construida a partir de un montaje de escenas bañadas en una tenue luz azul. Si bien esta presenta algunas referencias ajenas a Xilitla, éstas están íntimamente relacionadas con la investigación de Smith acerca de la manera en la que el arte moderno entendió el espacio pictórico, así como con su interés por los experimentos de ciertos artistas estadounidenses durante las décadas de los sesenta y setenta. Así, los autores suman un conjunto de citas formales a la obra de artistas como Gordon Matta-Clark, Dan Flavin y Robert Smithson a los elementos góticos y surrealistas —escaleras que no van a ningún lado, grandes flores de concreto y recorridos laberínticos— que existen en el lugar.

Durante los veinticuatro minutos de narrativa no lineal de la película, el protagonista más recurrente de la película es un espejo que se desplaza a través de distintas situacionesistran un conjunto de acciones en las que Smithson colocó espejos en diferentes paisajes a lo largo de un  y paisajes. Aquí, el espejo es una referencia directa a la obra Mirror Displacements (Emplazamientos de espejos), realizada por Robert Smithson en 1969. Esta última consiste en una serie de fotografías que regviaje a fin de investigar la dialéctica entre el “sitio” y el “no sitio” representada por la presencia física del espejo y su reflejo; el espejo como un concepto y una abstracción. En la película de Smith y Ortega, los jardineros del lugar mueven el espejo de un lado a otro, de manera que éste va reflejando la luz, algunos detalles inacabados de la construcción, como varillas y texturas, y los intensos colores del lugar. Al hacer esto, desafía la idea de que hay una sola mirada. El espejo y la cámara se convierten en un ojo de múltiples facetas que le permite al espectador ver diversas perspectivas fragmentadas.

A fin de hacer énfasis en esta idea, la muestra también incluía una serie de pinturas de Smith, en particular una en la que retrata al Big Ben. Al oponer los medios y presentar un punto de referencia tan particular como el parlamento inglés —que fuera del eje de la película y del lugar representado en ella—, la pieza amplía aún más su significado incluyendo el tema de las estructuras de poder en relación a las diferentes concepciones del mundo. Tal y como la voz en off informa a los barcos acerca de las condiciones climáticas, la obra se ofrece como una cartografía que aparece en la película la cual podría aclarar las rutas de navegación entre territorios distantes.

Por otra parte, la museografía de la exposición en El Eco estableció un diálogo con la arquitectura de Mathias Goeritz y, en particular, con la idea que tenía de una arquitectura emocional, aquella que causa cierta emoción en los visitantes al incluir elementos que “sobrepasan la escala humana” como lo hizo la arquitectura gótica y, también, Xilitla. En conjunto, la muestra Xilitla: incidentes fuera de eje creó un espacio fluido, pleno de ecos visuales, estilísticos y conceptuales, en el que ninguna referencia o interpretación era la definitiva.

Paola Santoscoy, curadora invitada.

_____________________________

Melanie Smith (1965, Poole, Inglaterra) Vive y trabaja en la Ciudad de México, México. Entre sus exposiciones recientes destacan: MALI in situ. Melanie Smith, Museo de Arte de Lima, Perú (2010); Ciudad espiral y otros placeres artificiales, MIT List Visual Arts Center, Cambridge, EUA (2009), The Lab, Denver, EUA (2008), MUCA CU, DF, México (2006); Parres Trilogy (en colaboración con Rafael Ortega), Miami Art Museum, EUA (2009), Tate Britain, Reino Unido (2006); grey (negative) rectangle on white background, Galerie Peter Kilchman, Suiza (2008).

 

______________________________

Rafael Ortega (Ciudad de México, 1965) Vive y trabaja en la Ciudad de México. Entre sus proyectos colaborativos más recientes destacan: Autoconstrucción, largometraje de Abraham Cruzvillegas (2009); Escarabajo, proyecto de Damián Ortega (2006); Parres Trilogy, colaboración con Melanie Smith (2004-05); Un Chant D’amour, video digital de Silvia Gruner (2004); Cuando la fe mueve montañas y Modern Procession de Francis Alÿs (2002), entre otros.

______________________________

Póster de la Exposición AQUÍ

Sullivan 43 Col. San Rafael Del. Cuauhtémoc, México D.F. CP 06470. Todos los derechos reservados 2013.