Vinimos a soñar

France Fiction

26 agosto, 2012 - 07 octubre, 2012

FF_ELECO_OBJETS_07 FRANCE FICCTION 1 IMG_8258 IMG_8281 IMG_8380Lo que sucede entre el sueño y el despertar no es ,o al menos no de manera automática, el redescubrimiento del mundo tal como lo dejamos antes de dormir, sino que es el surgimiento de una grieta diminuta a través de la cual puede colarse algo; algo que no es totalmente de este mundo, ni tampoco reducible a una persona y su psicología. El despertar es el momento más peligroso, un espacio entre el universo fantástico de los sueños y el mundo establecido por la realidad, un momento de “nublada lucidez”, una precaria transición en la que algo insólito puede ocurrir. Los despertares, como tales, no sólo están relacionados entre sí, sino a través de ellos. En el espacio del sueño, el despertar es una configuración temporal que se agita con vehemencia, que se forma a la medida de cada quien. Sin embargo, ¿Qué pasaría si una dinámica colectiva fuera configurada en este despertar? ¿Puede la construcción de un dormitorio colectivo remitir a sueños cruzados y entretejidos, es decir, la construcción de configuraciones no necesariamente idénticas a sí mismas, pero simétricas en el despertar? ¿Qué significa escribir la historia de una cruz?, ¿O un lacs d’amour?

Se ha escrito que FRANCE FICTION se describe a sí mismo como una entidad muy adaptable que por falta de un mejor término podría definirse como algo plástico. En el Museo Experimental El Eco, esta entidad plástica se mueve en el plano subconsciente por medio del acto del habla, disparado a la superficie por despertares documentados. De manera exhaustiva y temporal, FRANCE FICTION pasó días y noches en aislamiento en el museo, construyendo historias, protocolos y ritmos cuyo resultante patrón cerebral en caso de registrarse tendría una configuración extraña. Ésta establecería una relación de acuerdos secretos, pactos, e intimidades indescriptiblemente impalpables, aunque físicos.

En las orillas del tiempo, las horas en la conciencia de FRANCE FICTION son de otro mundo, ya que se encuentran en constante agitación. Lobulados en la mano de un velador que teje el viaje del sueño, el tiempo es diferido mental y materialmente. Se trata de una persecución cruzada por conflictos y deseos que se mecen de manera indefinida en un mar de diferencias y parentescos. “De pronto salimos del sueño, sólo vinimos a soñar, no es cierto, no es cierto, que vinimos a vivir sobre la Tierra”, así es como Tochihuitzin lloraría. Un sueño hermoso y también un somnífero cuyo gusto se ofrece en un brevaje. Una pista de sueño inductivo. La melatonina en un látigo de papa, lassi salpicado de vodka. Cocos que descansan en recipientes vacíos donde la diosa del maguey Damiana, de Baja California, ofrece a los que beben su vapor seductor. Las artimañas del apostante visitante que inventó el sándwich para que consuman los soñadores.

Si los sueños son irregulares, la pregunta es ¿A dónde se dirigen en el despertar?, ¿A dónde escapan cuando se les abandona? ¿Cuándo se refugiaron en el horizonte de la luxación? Para FRANCE FICTION esta paradoja es aún más pantanosa en un proceso de días y noches, en un océano de despertares incesantes, en la construcción de un sueño heterogéneo.

Jennifer Teets.

___________________________________

¿Para qué precisar lo que se va a cuestionar,
cuando únicamente existimos a través del recuerdo?
Todo se tiene que cuestionar. Esto sirve para olvidar
y para construir otra cosa. Pero en esa línea, ¿por qué no
dormir sin parar y soñar con el fin de estar ausente?
Desgraciadamente, el sueño no es tan inofensivo
como parece. Desdichados hijos del hombre,
han vivido sesenta años y dormido veinte.
Pesimismo plácido que se detiene en las señas.
La verdadera lucidez es más negra, porque el sueño
es inteligente. Inteligencia de muerte.
Todo lo que construye el soñador,
es comparable a lo que elabora un cadáver.
No estamos aquí más que para salir de eso.

Protocolo

Durante cuatro noches y cuatro días, repartidos en dos sesiones (del 10 al 12 de agosto y del 19 al 21 de agosto de 2012), los miembros de FRANCE FICTION se encerraron en el Museo Experimental El Eco, equipados y organizados para llevar a cabo una experiencia colectiva dedicada al sueño y a los posibles intercambios y relaciones entre sí de estos sueños. El protocolo de trabajo elaborado por los participantes quedó como siguefue el siguiente:

1) VELADOR / DESCONTADOR DE TIEMPO

La sesión de sueño se abre al empezar los turnos de guardia, tras decidir que, tanto de día como de noche, algunos participantes nos turnamos el papel de velador mientras los demás duermen o se ocupan libremente.El tiempo será descontado, no de forma mecánica ni de acuerdo con el sistema universal de horas y minutos, sino según la sucesión de turnos de guardia medidos por el consumo de una vela.

El velador está encargado de la correcta sucesión de turnos de guardia, de marcar el tiempo, así como de llevar el “cuaderno de los sueños”, en el cual se transcriben los sueños de cada participante.

2) TRANSCRIPCIÓN DE LOS SUEÑOS / CUADERNO DE LOS SUEÑOS

Cada participante transcribe sus sueños en un cuaderno personal para luego reunirlos en un cuaderno colectivo, el “cuaderno de los sueños”. Este cuaderno permite el intercambio del recuento de los sueños de los que duermen.

3) ESPACIO PARA DORMIR, ADMINISTRACIÓN Y VESTUARIO

En el espacio principal del museo hay cinco hamacas que forman el territorio común de nuestro sueño. La zona de la barra del museo está dedicada a la administración y a las comidas que se hacen en grupo. Una larga camisa blanca, diseñada para este proyecto, y una cobija negra bordada, son el uniforme y accesorio principal de cada uno de los que duermen. Las hamacas tienen lámparas individuales; no se utilizará ninguna otra luz artificial.

4) COMIDAS EN GRUPO

Dos veces por día aparecen colaboradores invitados a preparar y a traernos comida que degustaremos en grupo. Estas comidas, especialmente concebidas para nuestras sesiones de sueño, son presentadas por sus autores.

5) BANDA SONORA

Por invitación nuestra, músicos y artistas compusieron especialmente, o seleccionaron, varias piezas de música, las cuales están disponibles en una compilación para acompañar en su sueño a los durmientes.

6) OBJETOS DE LOS SUEÑOS

Al salir de las sesiones de sueño, los durmientes extraen y materializan objetos que representen o sinteticen sus sueños. Estos objetos se reúnen para crear una cartografía común de los sueños, de sus intercambios y concordancias.

___________________________________

FRANCE FICTION (Colectivo fundado en París, Francia, 2004; consta de Stéphane Argillet, Marie Bonnet, Eric Camus, Lorenzo Cirrincione y Nakamoto Nicolas). FRANCE FICTION existió como un espacio de exhibición del 2004 al 2011 en París. Como grupo, se considera como una sola persona en síntesis, para inventar horizontes de eventos colectivos. Además de sus sesiones de ensueño, el grupo produce una variedad de formas, incluyendo desde entidades efímeras amorfas hasta ediciones; desde la restauración de la tumba olvidada de Demetrius d’Exarque a la producción de tinta alquímica o juegos de canicas. A modo de una subjetividad poética y científica itinerante, FRANCE FICTION explora las dimensiones ocultas y melancólicas de la vida.

___________________________________

Póster de la exposición AQUÍ

Sullivan 43 Col. San Rafael Del. Cuauhtémoc, México D.F. CP 06470. Todos los derechos reservados 2013.