Cosmos

Eduardo Terrazas

15 junio, 2019 - 25 agosto, 2019

En el COSMOS de Eduardo Terrazas coexisten varios tiempos simultáneamente: el occidentalizado y el no occidentalizado; el veloz y el lento; el de la relación con el entorno y el de la relación con uno mismo. COSMOS es una de varias series en las que este artista lleva trabajando décadas (otras son más recientes) y que manifiestan un claro interés por operar desde una lógica que apuesta por la indagación permanente, sin cierre, y por la insistencia en temas fundamentales dentro de su universo.

Las primeras obras que realizó bajo este nombre, o mejor dicho bajo esta noción datan de principios de los años setenta; momento sumamente fértil en su pensamiento y en el desarrollo de una práctica flexible que se mueve con soltura entre los campos de la arquitectura, el diseño, el urbanismo y el arte. En el campo del arte, el lenguaje que Terrazas eligió como forma de pensamiento y expresión es el de la abstracción geométrica. Desde ahí despliega diversas imágenes que en esencia parten del dibujo: un dibujo a una escala íntima, una labor cotidiana en una hoja o un cuaderno que después se modifica en tamaño, técnica y color haciendo parte de una u otra serie. Arrojando al mundo nuevas formas e imágenes que intentan, en sus palabras, contribuir a crear una percepción del mundo más congruente con la realidad global, al tiempo que abren un espacio para la reflexión y la contemplación que es plenamente tiempo presente. Aquí y ahora.

En un tiempo acósmico, como diría el filósofo Michel Onfray, aquel desvinculado con el entorno natural y con el cosmos del que somos parte, en presencia de la deshumanización que esto provoca y sin poder dejar de ser parte de ella, Terrazas establece un vínculo esencial para su obra y su pensamiento con el quehacer artesanal. En concreto, con el del artesano huichol. Y si hablo en primera persona es porque efectivamente este contacto y colaboración de décadas se da a partir de conocer a Santos Motoapohua de la Torre de Santiago. De él aprende a aplicar la técnica que usa hasta hoy en día. La técnica se caracteriza por usar tablas o bastidores de madera cubiertos por cera de Campeche a los que se aplican con gran minuciosidad hebras de lana que van formando secciones de color y creando escenas coloridas que emergen en diferentes tonalidades, gracias al posicionamiento de la hebra. En este encuentro, se da un acompañamiento de ida y vuelta desde un pensamiento creativo y no desde el folclorismo. Las obras de Terrazas son testimonios del tiempo invertido y son también resultado de un “poner en situación” a sus obras. Algunas fueron producidas en el estudio del artista en la ciudad de México, y otras tantas en un poblado de la Sierra Madre Occidental donde Santos vive con su familia, manteniendo otra relación con el tiempo de la que mantienen los demás.

Para El Eco, Terrazas desarrolló una intervención a la arquitectura de Mathias Goeritz a partir del emplazamiento de un espejo de agua en el patio del museo. La forma replica la geometría de la que parte la serie COSMOS en una versión que convierte el lugar en una suerte de santuario, reflejando el cielo en su superficie, y haciéndonos partícipes de una mirada ampliada. Esta pieza, al igual que otras series en las que trabaja Terrazas, surge desde una posición híbrida entre el artista y el arquitecto, comprendiendo las necesidades simbólicas y espaciales del lugar creando un ambiente para la conciliación del tiempo no utilitario que estar-habitar permite. La actualidad de sus obras tiene que ver con una intención muy clara de aportar al mundo de las ideas y a la percepción desde las formas, desde la belleza que conlleva una conciencia de ser parte de algo más grande que nosotros.

***

Eduardo Terrazas (1936, Guadalajara, México) es arquitecto de formación, estudió la licenciatura en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM (1953-1958) y cursó la maestría en la Universidad de Cornell en Nueva York (1959-1960). Ha sido profesor en la Universidad de Columbia en Nueva York (1963-1965) y la Universidad de California en Berkeley (1972). Participó en la creación del programa de comunicación, diseño e identidad para los XIX Juegos Olímpicos con sede en México (1968), junto con Beatriz Trueblood (1966-1999). Fue comisionado para la edificación del Pabellón de México en la Feria Mundial de Nueva York (1964-1965) y director del equipo mexicano que colaboró con el gobierno de Tanzania en el plan maestro de su nueva capital, Dodoma (1976-1977). En México, fue director técnico del Instituto Nacional de Desarrollo de la Comunidad y de la Vivienda Popular (1970) y del Instituto de Acción Urbana e Integración Social (1971). Asimismo, tuvo a su cargo el diseño del mobiliario urbano, señalamiento y espacios públicos de los Ejes viales (1978-1979). Ha impartido conferencias en el ámbito internacional en países como la India, Paquistán, Estados Unidos, Colombia y Chile. Ha expuesto en diversos museos y galerías alrededor del mundo. Realizó la exposición Segunda Naturaleza en el Museo de Arte Carrillo Gil (2015).

Sullivan 43 Col. San Rafael Del. Cuauhtémoc, México D.F. CP 06470. Todos los derechos reservados 2013.